Enfermedades Psicosomáticas

Durante muchos años se pensaba que el cuerpo era una cosa y la mente otra, sin que hubiese ninguna relación entre ellos. Con el paso del tiempo empezamos a darnos cuenta que había relación entre mente y cuerpo, por ejemplo si pensábamos en algo excitante nuestro organismo se excitaba. Hoy en día la influencia que genera la mente en el cuerpo y viceversa está más que demostrada.

Hay una rama de la psicología que se dedica al estudio y tratamiento de la psicosomática, que no es otra cosa más que ver como se relacionan variables psicológicas con enfermedades físicas como por ejemplo enfermedades cardiovasculares, fibromialgia, colon irritable …

Analizaremos el problema en su conjunto, tanto lo físico como lo mental. Veremos qué aspectos mentales hacen que empeore mi salud, para así poder modificarlos; pero también veremos aquellos que hacen que mi salud sea buena, estos últimos los potenciaremos. Y por último trabajaremos habilidades para prevenir volver a caer enfermos.

Trastornos de Personalidad

Los trastornos de personalidad son patrones de comportamiento o de pensamiento que hacen sufrir a las personas que lo padecen. Estos patrones son inflexibles ya que la persona los intenta cambiar, pero  acaba comportándose o pensando de la misma forma.

Es por ello necesario la intervención de un profesional. Analizaremos al detalle la forma de pensar y de comportarse, para así poder ver donde están las interpretaciones erróneas. Enseñaré a que la persona aprenda a detectar esos patrones de forma autónoma, y una vez que lo hayamos conseguido, utilizaremos estrategias para actuar o pensar de una manera más “realista”.

 

Adicciones

En el último informe de la ONU, se informa que 39 millones de personas tienen problemas reales con las drogas. El mejor tratamiento para las adicciones es la prevención, ya que una buena parte de personas que consiguen dejar una droga acaban recayendo.

tabacoHay una relación muy interesante entre las adicciones y la psicopatología, y es que hay personas que consumen, entre otra cosas, porque tienen algún problema psicológico, y otras que el consumir durante mucho tiempo les crea problemas psicológicos. A estos tipos de pacientes se les llama pacientes con patología dual. Pues bien, se estima que 7 de cada 10 adictos presenta una patología dual.

Lo más importante para iniciar el tratamiento es la motivación para cambiar. Una vez que tengamos esa motivación empezaremos a aplicar estrategias conductuales para no consumir.
Pero el principal problema de la adicción no es que tu cuerpo la necesite, sino que tu mente te la pida. Así que también trabajaremos la parte cognitiva con estrategias cognitivo-conductuales. Una vez que estemos en ese punto empezaremos a trabajar la prevención de recaídas, para que no volvamos a consumir ante el primer problema que nos encontremos en la calle.