Asesoramiento a los Padres

MujerEducar a nuestros hijos no es una tarea sencilla. Muchas veces nos asalta a la cabeza la duda de si estamos haciendo las cosas bien. Esos pensamientos son todavía más frecuentes si vemos que nuestros hijos no se comportan como queremos, sus resultados académicos no son lo deseados, vemos que no podemos llegar a ellos…

Trabajaremos de una manera sencilla, teniendo siempre presente vuestros objetivos y los valores que queréis inculcar a vuestros hijos.

El objetivo fundamental será buscar un camino alternativo para poder entender a vuestros hijos, y que ellos entiendan que buscáis lo mejor para ellos.

Problemas Escolares y de Aprendizaje

Lo normal es que durante la infancia o adolescencia se tenga en algún momento problemas en el colegio. Estos problemas pueden ser causas de dificultades sociales, emocionales o cognitivas.

La forma en la que trabajo estos problemas es:

  1. Realizando una evaluación detallada con información recopilada de padres, profesores y el propio niño. Con ello veremos donde está la causa del problema.
  2. Una vez que tengamos la causa empezaremos el tratamiento adecuado, utilizando las técnicas más efectivas e implicando a los padres.NiñaOrdenador

Déficit de Atención

El trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) cada vez es más frecuente. Aunque quizás estemos cayendo en un sobrediagnóstico, el número de casos está aumentando. Lo más importante que hay que hacer, es conseguir un buen diagnostico para no confundirlo con otros problemas o con el mero hecho de la desmotivación que puede tener el niño en la escuela o en su día a día.

La forma de trabajar estos síntomas es de una manera conjunta entre el psicólogo, padres y escuela de manera que el niño será el primer beneficiado. En las sesiones trabajaremos con las técnicas de neuropsicología que mejores resultados dan para el ejercicio de la atención y la impulsividad, además de no descuidar la parte emocional.

tdah

Habilidades Sociales, Timidez y Bullying

El ser humano es una animal social, vivimos en sociedad y necesitamos el contacto de otras personas para nuestro propio desarrollo y supervivencia. Como cualquier otro comportamiento, el niño o el adolescente tienen que aprender a realizarlo. Los problemas en habilidades sociales y timidez son frecuentes, pero es necesario solucionarlos para que éstos no se mantengan en el tiempo y acaben aislando al niño o desemboquen en síntomas psicológicos más graves cuando sean mayores.

Se trabajará con el niño la adquisición de las diferentes habilidades sociales y sobretodo como poder ponerlas en práctica en la vida real.

En la timidez además de trabajar el repertorio de habilidades haremos más hincapié en el trabajo cognitivo y emocional, ya que detrás de la timidez suele haber problemas de autoestima.

El fenómeno del acoso escolar (bullying) parece que cada vez es más frecuente. Aunque esto no es del todo cierto, ya que siempre ha sucedido, pero gracias a que se están haciendo públicos diferentes casos parece que sea más habitual.

Antes de llegar al límite de cambiar a nuestro de hijo de colegio hay soluciones que podemos plantear. Por un lado trabajar con el niño diferentes habilidades sociales, ya que estos suelen ser tímidos, trabajar el aspecto emocional ya que normalmente no solo tienen la autoestima baja, sino que se encuentran deprimidos.

Pero el trabajo no queda solo en el niño, los padres también han de involucrarse y conseguir que el colegio se involucre en el caso que desconozca el problema.

Trastornos Alimentarios

Desgraciadamente en los últimos años los trastornos de la conducta alimentaria han aumentado de forma considerable. Si bien es cierto que hay un predominio en las chicas, cada vez son más los chicos los que acusan este problema. La mejor manera de afrontar este problema es intentar prevenirlo, aunque en la sociedad en que vivimos resulta complicado, por los valores que nos transmite.

basculaPara su tratamiento lo que haremos será lo siguiente:

-Colaborar con un especialista en nutrición para controlar el peso y la dieta.

-Un trabajo psicológico intenso para trabajar la parte cognitiva que hace que se mantenga el problema a pesar de que el/la adolescente lo reconoce y le causa problemas de salud, sociales y emocionales 

Conducta y Adicciones

Como bien sabemos lo que hagamos de pequeños nos repercutirá de mayores. Si siendo jóvenes adquirimos malos hábitos casi seguro que siendo adultos esos comportamientos se mantendrán o incluso aumentarán. Es por ello que el mejor momento para abandonar esas conductas es siendo jóvenes.

Los últimos informes destacan que la edad a la que se empieza a fumar, beber alcohol, o a tomar drogas prohibidas es en la adolescencia. Lo mejor para combatir estas conductas es la prevención pero si éstas ya están instauradas lo ideal es intervenir cuanto antes; ya que si tardamos se convertirá en un habito y mucho más difícil de eliminar.

Tanto para los problemas de conducta como para las adicciones utilizaremos las técnicas de modificación de conducta, aplicadas principalmente a los niños o adolescentes, aunque también enseñaremos unas técnicas para que los padres puedan ayudar a sus hijos.

Problemas en la Infancia

Una de las primeras cosas que aprendemos cuando somos pequeños es el control de los esfínteres. Todos los niños los acaban controlando pero hay algunos que les cuesta un poco más. Trabajaremos estas dificultades con los niños pero también con los padres, ya que ellos desempeñan una función primordial. Para ello utilizaremos en algunos casos aparatos que nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo y en otros aprenderemos una serie de instrucciones que luego tendremos que dárselas a nuestros hijos.

Es frecuente encontrarnos con niños que tienen alguna dificultad en su comunicación, bien por tartamudez, dislexia… Lo primero que hay que hacer es averiguar si estos déficits en la comunicación se deben a algún fallo biológico o simplemente son un retraso en su adquisición. Una vez que sepamos la causa empezaremos la intervención.

La intervención consiste en enseñar una serie de técnicas para que luego el niño las aplique en el colegio, pero sobre todo en casa. Otro problema que suele ir asociado a las dificultades de  comunicación suele ser una baja autoestima, ya que el niño se da cuenta de que a pesar de sus esfuerzos, no consigue llegar al mismo nivel que sus compañeros.