Herramientas de accesibilidad

Reserva tu sesión: 876 099 700 | 686 975 548

Autor: jacobo

Depresión, ¿es posible salir de ella?

La depresión es un trastorno mental que afecta a millones de personas en todo el mundo. Este trastorno se caracteriza por sentimientos continuos de tristeza, pérdida de interés en actividades que antes disfrutabas, cambios en el apetito y en el sueño, falta de energía, dificultad para concentrarse y pensamientos negativos recurrentes.

Lo primero de todo, es comprender algunos de los factores que contribuyen a su desarrollo. La depresión puede ser desencadenada por experiencias traumáticas, estrés crónico, problemas de salud física, cambios hormonales, y problemas en tus relaciones.

Además, es muy importante reconocer que la depresión no es simplemente «sentirse triste» o «estar deprimido por un tiempo», es un trastorno complejo que afecta a la forma en la que una persona piensa, siente y se comporta, afectando a su vida diaria.

¿Cómo acabar con la depresión?

La pregunta de si es posible salir de la depresión es una que muchos os hacéis, ya sea que estés luchando contra ella personalmente o tengas seres queridos que estén pasando por este problema.

Es importante saber que la depresión es un trastorno tratable, y que, es completamente posible salir de ella. Está comprobado que las personas que reciben el tratamiento adecuado para la depresión, muestran mejoras significativas en sus síntomas y en su calidad de vida.

¿Cómo abordarla?

El tratamiento para la depresión generalmente implica terapia psicológica, cambios en el estilo de vida y apoyo social. Sin embargo, cada caso es un mundo, por lo que lo ideal es que acudas a un profesional para que te aconseje durante el proceso.

La terapia cognitivo-conductual (TCC), por ejemplo, ha demostrado ser efectiva para ayudar a las personas a identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos y comportamientos desadaptativos asociados con la depresión.

Además del tratamiento profesional, adoptar un estilo de vida saludable en el que realices deporte con frecuencia, descanses adecuadamente, lleves una dieta equilibrada, y, en el que aprendas a controlar el estrés, te ayudará a controlar la depresión.

No debemos olvidarnos de la importancia del apoyo social y emocional en el proceso de recuperación de la depresión. Tener gente a tu alrededor en la que puedas confiar y que sea un apoyo, es fundamental. Al hablar abiertamente sobre tus pensamientos y sentimientos con personas de confianza, puedes aliviar la carga emocional que llevas, y recibir el apoyo necesario para enfrentar tus problemas.

Si estás luchando contra la depresión, debes saber que no estás solo/a y que hay muchos recursos que te ayudarán durante todo el camino.

No dudes en ponerte en contacto conmigo para obtener el apoyo necesario y conseguir una vida más saludable y plena.

El enigma de las enfermedades psicosomáticas: el cuerpo habla, ¿le escuchamos?

Desde tiempos inmemoriales, la conexión entre la mente y el cuerpo ha sido objeto de fascinación y estudio para filósofos, médicos y psicólogos por igual. Uno de los fenómenos más intrigantes dentro de esta relación compleja es el surgimiento de las enfermedades psicosomáticas: la relación de variables psicológicas con enfermedades físicas como por ejemplo enfermedades cardiovasculares, fibromialgia, cólon irritable…

Entender el mecanismo detrás de estas afecciones es fundamental para abordar tanto el malestar físico como el emocional que pueden desencadenarlas. En el corazón de las enfermedades psicosomáticas yace la conexión mente-cuerpo: nuestras emociones, pensamientos y experiencias no solo influyen en nuestra salud mental, sino que también moldean nuestra fisiología y nuestro bienestar físico.

Cuando enfrentamos estrés crónico, ansiedad, traumas no resueltos o conflictos emocionales sin resolver, nuestro cuerpo responde de manera sorprendente. Los sistemas inmunológico, endocrino y nervioso se ven afectados, dando lugar a una amplia gama de síntomas físicos. Por lo tanto, es esencial adoptar un enfoque que aborde tanto los aspectos emocionales como físicos de estas afecciones.

En mi consulta, analizaremos el problema en su conjunto, tanto lo físico como lo mental. Veremos qué aspectos mentales hacen que empeore mi salud, para así poder modificarlos; pero también veremos aquellos que hacen que mi salud sea buena, estos últimos los potenciaremos. Y por último trabajaremos habilidades para prevenir volver a caer enfermos.

Además, prácticas como la meditación, el yoga y la atención plena pueden ser herramientas poderosas para cultivar la conciencia del cuerpo y reducir la reactividad emocional, lo que a su vez puede aliviar los síntomas físicos asociados con las enfermedades psicosomáticas. Al aprender a escuchar las señales que nuestro cuerpo nos envía y abordar las emociones subyacentes que influyen en nuestra salud física, podemos dar pasos significativos hacia la curación y el bienestar integral.

Desde Jacobo Sánchez Psicología te acompañamos en todo el proceso. No dudes en contactar con nosotros.

Las adicciones y su impacto en la salud mental

En nuestra Consulta de Psicología en Zaragoza, nos dedicamos a ayudar a las personas a retomar el control de su salud mental y a superar sus dificultades para establecer una base sólida para su desarrollo. Nuestro enfoque se centra en encontrar soluciones a las preocupaciones que nos aquejan, saliendo fortalecidos de cada experiencia.

En esta ocasión, nos adentraremos en un tema que afecta a un número significativo de personas en nuestra sociedad: las adicciones. Desde el consumo de sustancias hasta comportamientos compulsivos, las adicciones pueden tener un impacto devastador en la salud mental y el bienestar emocional de quienes las experimentan.

En nuestra práctica psicológica, hemos observado cómo las adicciones pueden manifestarse de diferentes maneras, pero existe una relación muy interesante entre las adicciones y la psicopatología, y es que hay personas que consumen, entre otra cosas, porque tienen algún problema psicológico, y otras que el consumir durante mucho tiempo les crea problemas psicológicos. A estos tipos de pacientes se les llama pacientes con patología dual. Pues bien, se estima que 7 de cada 10 adictos presenta una patología dual.

Lo más importante para iniciar el tratamiento es la motivación para cambiar. Una vez que tengamos esa motivación empezaremos a aplicar estrategias conductuales para no consumir.

Pero el principal problema de la adicción no es que tu cuerpo la necesite, sino que tu mente te la pida. Así que también trabajaremos la parte cognitiva con estrategias cognitivo-conductuales. Una vez que estemos en ese punto empezaremos a trabajar la prevención de recaídas, para que no volvamos a consumir ante el primer problema que nos encontremos en la calle.

Estamos aquí para acompañarte en cada paso del camino hacia la recuperación. Si tú o alguien que conoces está luchando contra una adicción, no dudes en contactar con nosotros. Juntos, podemos trabajar hacia un futuro más brillante y libre de adicciones.

Gestiona la frustración por lo perfecto

Que llegue el nuevo año y confeccionemos una lista de propósitos que cumplir es ya algo obligado, hasta tal punto que muchas personas que a estas alturas aún no lo han hecho consideran que es una tarea pendiente para la que tienen que encontrar tiempo cuanto antes. “Este año tengo que conseguirlo” es una de las frases más frecuentes en la consulta cuando se retoman las sesiones después de Navidad.

En la mayor parte de lo casos, la lista de propósitos no es muy diferente a las de años anteriores y, como consecuencia de ello, se produce un fenómeno también muy frecuente y conocido, que consiste en que la intensidad de la frustración ante ese programa de buenas intenciones suele ser directamente proporcional a la cantidad de años que se lleva pretendiendo.

Cuando se analizan los porqués de que no se hayan conseguido las metas propuestas año tras año, las causas son muy diversas, pero desde luego una de las más frecuentes es el perfeccionismo con el que se plantean esas ansiadas metas.

Se dice que el perfeccionismo es un mal maestro pero un excelente esclavo, pues, por un lado, no deja espacio al aprendizaje al no tolerar los errores y el tiempo que cualquier logro necesita, y, por otro, nos encadena a sus requisitos haciéndonos ver que solo podemos iniciar el cambio si estamos listos para conseguir hacer las cosas perfectas y a la primera, al fin y al cabo todos hemos oído que “las cosas se hacen bien o no se hacen. De esta forma esperamos el día correcto, las condiciones perfectas, la motivación adecuada, la cantidad de tiempo necesaria, haber solucionado el resto de los problemas, etc.

La cantidad de exigencias que impone el perfeccionismo hacen imposible la puesta en marcha de un proyecto y, por tanto, su consecución, pues nunca se dan las condiciones para iniciarlo y, si se dan, se renuncia enseguida ante la primera dificultad, y así volvemos a comenzar el ciclo, esperando nuevamente la alineación de los astros para ponernos en marcha. De esta forma, se suele pasar el tiempo hasta que llega nuevamente esa fecha tan especial como es el comienzo de un nuevo año.

Conseguir avanzar en la vida requiere saber y aceptar que el camino del cambio y del aprendizaje es largo y que el cambio gradual tiene mas sentido que el radical, pues nos permite identificar que circunstancias facilitan lo que queremos lograr y cuales, sin embargo, son un obstáculo. Y aunque estas indicaciones son lógicas para cualquier persona, incluidas las perfeccionistas, lo cierto es que estas últimas no suelen darse por aludidas ante estas consideraciones, pues creen que lo que se proponen ya es un mínimo y que deberían conseguir sus propósito con facilidad pues “no son para tanto”. Sin embargo, este enfoque no es correcto, si lo fuera deberían haberlo logrado ampliamente y desde hace tiempo.

Reconocer que cualquier cambio que vayamos iniciar es un reto difícil, pues habrá que desarrollar nuevos caminos neuronales hasta ese momento inexistentes, permitirá ser prudentes en los pasos intermedios que se establezcan para lograr el éxito, y, sin darnos cuenta, poco a poco, iremos transitando ese camino que nos llevará al cambio, valorando cada pequeño paso y reconociendo el mérito de haber hecho algo en la dirección que resulta valiosa.

Si desdeñamos lo poco nunca conseguiremos mucho, si no reconocemos el valor de lo pequeño lo grande nos parecerá mínimo. Ponte metas muy pequeñas, aunque te parezcan irrelevantes, cúmplelas y valóralas, verás el impresionante cambio al final de este año.

¡Pide tu cita y empieza a creer en ti!

Un viaje hacia la mejora de la autoestima y la autoimagen

La autoestima y la autoimagen son dos pilares fundamentales de nuestro bienestar emocional. Cómo nos percibimos a nosotros mismos puede afectar todos los aspectos de nuestras vidas, desde nuestras relaciones hasta nuestras metas personales y profesionales. En mi consulta, exploraremos estrategias efectivas para mejorar la autoestima y la autoimagen, desentrañando los obstáculos comunes que impiden el amor propio y la aceptación.

¡Sigue leyendo!

Autocompasión

A menudo, somos nuestros críticos más severos. La autocompasión implica tratarnos a nosotros mismos con la misma amabilidad y comprensión que ofreceríamos a un amigo. En lugar de enfocarnos en nuestras imperfecciones, reconocemos nuestras limitaciones como parte de nuestra humanidad. Cultivar la autocompasión es un paso crucial hacia una autoestima más saludable.

Aceptación de uno mismo

La autoaceptación implica abrazar todas las facetas de nosotros mismos, incluidas nuestras imperfecciones. En lugar de compararnos constantemente con estándares inalcanzables, aprender a amarnos tal como somos. La aceptación no implica la resignación, sino un compromiso con el crecimiento personal mientras apreciamos nuestra valía intrínseca.

Cuidado personal y autocuidado

El autocuidado es fundamental para construir una autoestima sólida. Tomarse el tiempo para cuidar de uno mismo física y emocionalmente refuerza el mensaje de que merecemos atención y respeto. Establecer límites saludables y practicar actividades que nutran el cuerpo y la mente contribuye a una imagen positiva de uno mismo.

Identificación y desafío de pensamientos negativos

La autoestima a menudo se ve socavada por pensamientos autocríticos y negativos. Tomarnos el tiempo para identificar estos patrones de pensamiento y desafiarlos de manera realista puede cambiar significativamente la forma en que nos percibimos. Reemplazar pensamientos autodestructivos con afirmaciones positivas fortalece gradualmente la autoimagen.

Celebrar logros y fortalezas

Frecuentemente, nos enfocamos en nuestras debilidades en lugar de reconocer nuestras fortalezas y logros. Celebrar incluso los pequeños éxitos fomenta una sensación de competencia y autoeficacia. Llevar un diario de logros personales puede ser una herramienta efectiva para recordarnos nuestras capacidades y logros.

Mejorar la autoestima y la autoimagen es un viaje continuo hacia el autodescubrimiento y la aceptación. Al incorporar estas estrategias en tu vida diaria, podrás fortalecer gradualmente tu percepción de ti mismo y construir una base sólida para el amor propio y la confianza. Recuerda que este viaje es único para cada persona, y cada pequeño paso cuenta.

¡Pide tu cita y empieza a creer en ti!

Logo Jacobo Sánchez Psicólogo - blanco

Centro dedicado a la Psicología Sanitaria Inscrito en el Reg. Autonómico de Centros Autorizados de Aragón  Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia.

Nº Registro: 5024632/1446554649

© Jacobo Sánchez Psicólogo. All rights reserved. Desarrollo web: Agencia Digital Jiménez Carbó.

Logos Kit Digital